Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra
Compartir
BOLIVIALAB

Una experiencia de película

Los chilenos Claudia Huaiquimilla y Tomás Alzamora presentaron sus óperas primas con gran satisfacción

Martes 11 de julio de 2017

Por Odette Magnet, Agregada de Prensa y Cultura del Consulado General de Chile en La Paz


 

En esta ocasión, en su IX versión, BoliviaLab reunió 17 proyectos: cuatro de Bolivia, tres de Chile, dos de Perú y uno de México, Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Venezuela, Costa Rica y Uruguay. “Cada año hay mucha expectativa de gente que quiere venir. Para esta edición se presentaron por lo menos unos 800 proyectos”, explicó a la prensa Viviana Saavedra, directora del evento.

 

Iniciado en el 2009, el encuentro se ha convertido en un punto de referencia en Latinoamérica para el encuentro de cineastas, productores, distribuidores y exhibidores de filmes. Reúne a realizadores de Iberoamérica con el propósito de promover el diálogo entre productores y cineastas. Este año el invitado de honor fue Perú.

 

Imagen foto_00000002Durante una semana –entre el 3 y 8 de julio- cineastas y productores, que en su mayoría se encuentran desarrollando su ópera prima, se juntaron para participar en talleres, charlas magistrales y mesas de trabajo. La idea: recibir retroalimentación y poder, así, replantear sus proyectos en algunos casos o reforzar debilidades en otros.     

                   

Cineastas de once países buscaron potenciar proyectos y colaboraciones para el crecimiento del cine latinoamericano. Hasta ahora, el evento sólo se ha realizado en La Paz y en Cochabamba, pero en el 2018 también tendrá a Santa Cruz como sede para convocar a distribuidores de América Latina y de Europa.

 

BoliviaLab también procuró generar por vez primera- espacios de debate con vistas al análisis de proyectos relacionados con la producción fílmica a partir de teléfonos móviles. En forma paralela, se desarrolló el Primer Festival de Celumetrajes 2017, en La Paz. Más de 50 cortometrajes realizados en Latinoamérica fueron enviados, con más de 30 participantes.

 

Por Chile asistieron los cineastas Claudia Huaiquimilla (con su película Mala Junta) y Tomás Alzamora (con La Mentirita Blanca), quienes presentaron sus óperas primas. Ambas tienen en común que se trata de producciones de escasos recursos y en la que intervinieron comunidades del sur chileno.

 

De Chile vinieron, además, los profesionales Cristian Valle, Miguel Hormazábal, y los becarios Jorge Riquelme, Nicolás Diodovich y Marco Herrera.

 

Claudia es de la región de Los Ríos, de origen mapuche. Titulada de Dirección Audiovisual en la Universidad Católica de Chile, ha trabajado como guionista, asistente de dirección y productora. Su primer cortometraje, titulado San Juan, la noche más larga, obtuvo Mención Especial del Jurado en el 35º Festival de Cortometrajes de Clermont- Ferrand, en Francia.

 

Su largometraje cuenta la historia de dos jóvenes que forjan una fuerte amistad pese a ser víctimas de la discriminación. Uno por su origen indígena y el otro, por provenir del área urbana marginal. El film se presentó en el festival Palm Spring (EE.UU), Toulouse (Francia) y el de Guadalajara (México). Se estrenó en Chile el 11 de mayo.

 

Imagen foto_00000005

 

“Participar en el BoliviaLab es una experiencia muy satisfactoria”, dijo Huaiquimilla. Y destacó que "la agenda cultural común entre los países sólo estrecha lazos de amistad, tiende puentes y derriba muros.”

Tomás Alzamora (27 años), nació en San Carlos, Ñuble. Director, guionista, DJ y rapero, más conocido como FOURD. Tuvo su primer acercamiento al cine a los 17 años cuando rodó su primer cortometraje en Francia. Un año después, en Nueva Zelanda, grabó sus primeros videoclips musicales. En 2017 estrenó en el Miami Film Festival “La Mentirita Blanca”, una comedia, su primer largometraje como director. Obtuvo el premio al mejor guión.

 

El film trata de unos reporteros que publican historias falsas en un diario que está a punto de morir por falta de noticias en el pueblo de San Carlos. El esfuerzo formó parte de su trabajo de titulación. Se estrenó el 4 de julio y sigue en cartelera en Chile. Actualmente se encuentra desarrollando su segundo film.

 

Ambos jóvenes fueron asesores de los 17 finalistas de Bolivia Lab y dictaron conferencias sobre sus experiencias y ofrecieron talleres de asesoría cinematográfica. Alzamora fue también uno de los jurados del Primer Festival Internacional de Celumetrajes.

Imagen foto_00000008