Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra
Compartir

En Italia se exhibe la obra fotográfica de un chileno detenido desparecido por el Plan Cóndor

Lunes 23 de enero de 2017

Imagen foto_00000008En la Sala Neruda de la embajada de Chile en Italia, se inauguró una exposición de fotografías del ingeniero chileno-italiano Juan Maino, detenido desaparecido en 1976, y una de las víctimas de la Operación Cóndor (acuerdo entre los agentes de las dictaduras de Chile, Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay para intercambiar información, perseguir y eliminar a sus opositores políticos).

 

Entre los 400 hombres y mujeres desaparecidos y muertos producto de este plan, estuvo Juan Maino Canales. Luego de cuatro décadas, el tribunal italiano de Rebbibia dictó sentencia por este proceso, y la hermana de Maino viajó hasta Italia llevando consigo una parte de las 250 diapositivas encontradas por la periodista Marcela Jiménez en la ex sede del CIDE, Centro de Investigación y Desarrollo de la Educación, donde Juan Maino trabajó.

 

A través de las imágenes que capturó durante los años ’70 en los sectores marginales de Santiago, Juan Maino logró reflejar las alegrías y miserias del mundo populares. De origen ítalo-chileno, Maino nació en 1949 y era descendiente de un tallador de muebles de Ancona, en el centro de Italia.

En Chile, pasó por varios colegios como el Seminario Menor y el Patrocinio San José. Estudió por algún tiempo en Temuco y luego ingresó a la carrera de Ingeniería Mecánica en la Universidad Técnica del Estado (actual USACH). Fue militante del Movimiento de Acción Popular Unitaria (MAPU) y tenía 27 años al momento de su detención, en 1976.

 

Imagen foto_00000012Su madre, Filma Canales, era una conocida documentalista, profesora del Instituto Fílmico y una de las primeras críticas de cine en Chile, con ella Juan se conseguía películas y organizaba exhibiciones en las poblaciones y talleres con niños.

 

Imagen foto_00000004Entre 1973 y 1976 trabajó haciendo fotografías para el proyecto de educación popular “Padres e Hijos” del CIDE. Afortunadamente, esas imágenes se conservaron en perfecto estado en las cuatro maletas de la sede, que hoy ocupa la Universidad Alberto Hurtado.

 

Una vez secuestrado por la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), Juan Maino fue llevado al campo de concentración Villa Grimaldi, desde donde se perdió su rastro, luego que un prisionero reconociera  el ruido defectuoso del motor de su citroneta y la voz del “Doc” (como se conocía al médico colaborador de la Dina, Osvaldo Pincetti) quien dijo al pasar que el dueño de ese auto “se les había ido en el primer interrogatorio”.

En el año 2005, al ser allanada la Colonia Dignidad, entre restos de otros vehículos enterrados, se descubrió el motor de su citroneta, hallazgo que junto a otros vestigios de la presencia de prisioneros en ese reducto alemán en el sur de Chile, permitió a la Corte Suprema condenar al ex jefe de la DINA general Manuel Contreras, a diez años y un día de prisión por el secuestro calificado de Juan Maino, Elizabeth Rekas Urra y Antonio Elizondo Omaechea, todos detenidos el 26 de mayo de 1976, torturados primero en el centro clandestino Villa Grimaldi en Santiago y trasladados posteriormente a la Colonia Dignidad. 

 

Ante la presencia de autoridades chilenas e italianas y familiares de víctimas de la Operación Cóndor, el Embajador de Chile, Fernando Ayala señaló que el encuentro en la sede de esa misión diplomática era más que la inauguración de una exposición, un homenaje:  “Las fotografías de Juan Maino son un testimonio de una generación y nos enseñan a valorar la vida, a recordarlo y junto él, a todos los asesinados por las dictaduras militares”, manifestó el diplomático.

 

La exposición, que permanecerá en la Embajada de Chile por una semana más, ha generado el interés de instituciones para mostrarla en otras ciudades de Italia.

Imagen foto_00000028