Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

El emotivo reencuentro de Pablo Azocar con Portugal gracias a “Natalia”

En la Casa de América Latina de Lisboa se presentó la novela “Natalia” (Editorial Teodolito), del escritor chileno Pablo Azocar, traducida al idioma portugués, resultado de un proyecto ganador del Concurso Dirac, con la escritora y periodista portuguesa María Manuel Viana a cargo de la traducción.

 

Ella, junto al director de la Editorial Teodolito, Carlos da Veiga Ferreira, dieron en pie inicial a esta presentación, recordando la estadía de Pablo Azocar en Lisboa hace unos 20 años, cuando se desempeñaba como periodista de Inter Press Service, Portugal, junto con el también chileno Mario Dujisin, periodista quien aún reside en Lisboa y también asistió al encuentro.

 

Carlos da Veiga Ferreira destacó que en su extensa vida de editor publicó una antología de Gabriela Mistral -conjuntamente con el poeta Fernando Pinto do Amaral, quién hizo la traducción- y subrayó que al recibir el Premio Nobel en 1945, la chilena dijo: “soy en este momento la voz directa de los poetas de mi raza y la indirecta de las muy nobles lenguas española y portuguesa”.

 

Imagen foto_00000007











Izquierda a derecha: Secretaria General de la Casa de América Latina, Sra. Manuela Júdice, Editor Sr. Carlos da Veiga Ferreira, Traductora Sra. Maria Manuel Viana, Embajador Germán Guerrero y el escritor Sr. Pablo Azocar.

 

 

 

 

 

 

El editor mencionó también las publicaciones en portugués de otros autores nacionales, como Francisco Coloane, Antonio Skármeta, Michel Bonnefoy y Roberto Bolaño.

 

Por su parte, María Manuel Viana se refirió a su experiencia al traducir una obra que la hizo sumergirse en el pasado de Chile y “recordar que aquel 11 de septiembre dejó huérfanos a todos los que creían en Salvador Allende, en un país libre, democrático y socialista”.  La especialista agregó que “el escenario lúgubre y triste al que intenté dar voz en otra lengua se juntó, paradojalmente, con la gran alegría de conocer a Pablo Azocar, el escritor y periodista que viviera en Lisboa después que los militares tomaron el poder en Chile”.

 

La traductora y escritora destacó el hecho de haber estado en contacto directo con el autor y en permanente comunicación para entender y poder traducir con exactitud las expresiones y sentimientos, recurriendo muchas veces a otros escritores, músicos, letras de canciones,  versos o palabras de otros textos que le permitieron asimilar mejor la coyuntura en que está inmersa la novela “Natalia”, de la que leyó algunos extractos.

 

Pablo Azocar, por su parte, agradeció a la Embajada de Chile en Portugal y a Dirac, recordando que la primera vez que le entregó su novela a un editor, ésta tenía más de 600 páginas, debiendo leerla una y otra vez para realizar la edición que la dejaría en no más de 200. La obra entonces no tenía título, y Azocar decidió bautizarla “Natalia” por el carácter fuerte y dominante de su protagonista, aunque hasta hoy no tiene muy claro el motivo último de ese título. Luego de leer algunos fragmentos de su novela en portugués, Azocar respondió varias preguntas del público.

 

La Embajada de Chile en Portugal contactó, en tanto, a los organizadores de la Feria Literaria Folio. Éstos invitaron a Pablo Azocar a participar en dicho evento, realizado en la ciudad medieval de Óbidos, lo que le permitió dar a conocer su obra ante críticos, escritores y un público conocedor de la literatura.

 

Fotografía de portada: izquierda a derecha: escritor Pablo Azocar; escritora, periodista y traductora Sra. Maria Manuel Viana y el editor Sr. Carlos Veiga Ferreira.

Imagen foto_00000004